Una auditoria de mantenimiento informático resulta útil y necesaria en casi cualquier momento, una auditoria de mantenimiento informático que analice y determine nuestros sistemas informáticos, la eficiencia, efectividad y optimización de los mismos es una tarea que ninguna empresa debería descuidar pues, sin duda, es una importante arma para lograr una ventaja competitiva sostenida y sostenible en el tiempo. Ahora bien, existen momentos en los que realizar una adecuada auditoria ya no es una opción o una recomendación, es una necesidad operativa que no podremos, ni deberíamos, eludir.

En realidad, momentos que requieran de esa auditoria de nuestros sistemas la encontraremos en multitud de ocasiones a lo largo de la vida de nuestra empresa, mejor dicho, en realidad es una necesidad no puntual o determinada sino que debe de ser una necesidad ordenada, reiterativa y que forme parte de un plan planificado y predeterminado.

Ahora bien, por supuesto existen momentos clave en los que dicha auditoria adquirirá esa dimensión de ineludible que se mencionaba. Uno de ellos es cuando veamos, cuando notemos, cuando tengamos la percepción de que no estamos optimizados, que no estamos rindiendo tecnológicamente como deberíamos, que nos falta ese algo más que nos haga plenamente competitivos y adaptados a los tiempos actuales.

Otro momento clave es cuando entremos en un proceso de reconversión empresarial, de reordenación o de readaptación. En esos momentos iniciar un proceso de análisis, reordenado y readaptación tecnológica adquiere una dimensión vital pues de no hacerlo puede provocar que todos los demás esfuerzos de reconversión se vayan al traste. Que se vayan al traste pues ya sabemos de la importancia, relevancia y trascendencia de todo lo relacionado con la tecnología en nuestros días, por ello todo proceso de cambio debe de tener muy presente también todo el proceso de análisis y de cambio, si procede, de todo de lo que dispongamos en el ámbito tecnológico.

2013-05-22 10 55 53

Auditarse para reconvertirse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *