Aunque pueda parecer que los fotomurales están compuestas por una sola imagen hay que saber que están formados por distintas piezas para que puedan ser colocadas cómodamente y sin inconvenientes. Cada uno de los fotomurales lleva las piezas suficientes para que su instalación sea lo más fácil posible. Y es que un fotomural de una sola pieza es técnicamente imposible de realizar hoy por hoy.

Evidentemente el número de piezas que tenga el fotomural dependerá del tamaño que este tenga. Claro está que cuanto mayor sea el número de piezas que posea un fotomural más complejo resultará su colocación y su manipulación, y los resultados, aunque buenos, no quedarán tan naturales con si lleva menor cantidad de piezas. Y es que los fotomurales con menor número de piezas consiguen un acabado realmente sorprendente aunque precise de mayor tiempo para su instalación.

Generalmente el embalaje de los fotomurales será el mismo sea cual sea el número de piezas o tamaño que posea el fotomural solicitado. Todos los fotomurales no se encuentran realizados con el mismo papel, podemos encontrar varios tipos, pero siempre hablando de papel de una alta calidad. La resistencia y consistencia son dos características claves para un fotomural.

Es importante saber que el papel con reverso opaco es el más indicado de todos para que no se perciba ningún tipo de transparencia de la superficie en la cual se instala el fotomural. Decir que esta opacidad en la imagen de fotomural se logra a través de una capa de recubrimiento que posee el papel en la zona del reverso. Es recomendable optar por esta alternativa para asegurarnos que el fotomural quedará perfecto y no habrá transparencias de ningún tipo, además los precios de los distintos papeles es muy similar, de modo que el bolsillo no lo notará.

2013-04-25 18 31 45

Cantidad de piezas y tipo de papel en los fotomurales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *