Viajar en familia puede ser muy divertido si se hace en coche. Los niños suelen sentirse más tranquilos ya que viajan en un ambiente que les es familiar y donde solo hay cupo para gente conocida: la familia. Ahora bien… si ya han viajado alguna vez en coche y en familia, saben que no siempre se respetan las cuatro comidas que debemos ingerir al cabo del día.

A veces estamos apurados o preferimos llegar a alguna ciudad puntual, o simplemente no encontramos en el recorrido algún sitio de comidas cuando lo necesitamos. Por eso los snacks son una parte fundamental en el viaje. Sobre todo si hay niños a bordo, ya que a ellos los cuidamos más y no queremos que pasen hambre ni se sientan débiles por falta de comida. Aunque también deberíamos hacerlo por nosotros: saltearse comidas nunca es bueno.

A continuación os damos algunos consejos sanos para que podáis llevar de snack en el viaje y no paséis hambre. De esta forma no se saltaran las comidas y se evitará comprar alimentos basura a falta de oportunidades:

Yogurt de sabores, mezcladillo de nueces (2 cucharadas), queso curado (½ taza), plátanos, manzanas, barritas de cereales, batidos y zumos.

¿Qué pico en un viaje en coche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *